casa harvey

Casi todas las casas que reformamos cambian radicalmente, pero en esta vivienda la nueva distribución optimizó de tal manera los espacios y la luz natural, que cambió por completo la vida de sus habitantes.

La escalera, más allá de conectar las plantas, se convierte en separador, estantería, escritorio, lucernario, y núcleo vertebrador de la vida familiar.

Ese efecto que la arquitectura y el diseño tienen sobre el día a día de la gente es lo que nos emociona, ¡a pesar de las dificultades y el estrés de las obras!

 

colaboradores: Artemisa Espinosa y Lucía Font (arquitectas), Diego San Isidro (cálculo de estructuras), Prologo-07, SL. (Constructora), Eugeni Pons (fotógrafo)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies