piso chueca I

Borja y Diana necesitaban reorganizar su casa para facilitar la convivencia de tres generaciones. La cocina común se convierte en el punto de encuentro de la familia. Por respeto a la historia de la casa, fue importante mantener su esencia original, que pareciese que siempre fue así. Intentamos pasar desapercibidos.

 

colaboradores: Raquel Prendes (arquitecto), Lucía Balboa.